fbpx
Menú Cerrar

Crónicas de un Alquimista Contemporáneo: La Primera Vez

La Primera Experiencia (¡Qué escándalo!)

A seis meses de la pandemia mundial, ya había perdido todos mis contratos de trabajo, mi vida como la conocía se desmoronaba ante mis ojos. La libertad a la que estaba acostumbrado, viajando por el mundo, había cesado de existir. Mi realidad como artista-nómada, ¡No era más! y por azares del destino, me encontraba en aquel lugar al que en mi adolescencia había jurado jamás regresar: la ciudad donde crecí.

     A mis treinta y siete años, regresé a la casa de mi madre en la ciudad de Uruapan, Michoacán. Una ciudad donde el cielo siempre truena; pero no sabes si son balazos, cohetes por alguna fiesta de barrio o cañones anti-granizo. Ante tal panorama, una depresión paralizante se apoderó de mi mente y de mi cuerpo. Sabía que tenía que hacer dos cosas: moverme y meditar.

       Busqué clases de yoga en YouTube, me metí a entrenar con un amigo por Zoom y busqué videos y libros de autoayuda en la internet. Una mañana, el algoritmo me mostró el documental de Ida Cuéllar “El Secreto del Dr. Grinberg” y ese mismo día decidí seguir al conejo blanco y ver que tan profundo era el pozo. Una cosa llevó a la otra y finalmente encontré la página de Neurosintergia; ese día le tocó a Tania dirigir una meditación neurosintérgica en Facebook live. A continuación, les comparto mi primera experiencia: 

Experiencia No. 1

Al principio me costó trabajo quedarme inmóvil, me empecé a distraer con comezón en mi nariz y adormecimiento en mis piernas. Mi falta de práctica era evidente, mi mente divagaba en ello haciéndome sentir culpable, pero la voz de Tania llamó de nuevo mi atención y mi mente se silenció al sonido y sensación de mi respiración entrando y saliendo por mi nariz. La parte de la visualización me fue muy difícil, la mayoría de mis memorias y sentimientos fueron percibidos solamente como formas abstractas de colores y sensaciones corporales.

 

Como a la mitad de la meditación, mi temperatura incrementó a tal grado que sudor empezó a refrescar mi frente y la cobija que cubría mis piernas se volvió insoportable. La ansiedad invadió mi cuerpo, pero Tania llegó a mi rescate otra vez, en esta ocasión, dirigiendo mi atención al latido de mi corazón en conjunto con mi respiración. Aunque ardua la tarea, fue muy gratificante, disfruté mucho el poner atención a mi cuerpo interno, especialmente disfruté viajando dentro de mi cerebro, parecía como una tormenta eléctrica; me distraje cuando me di cuenta de que no podía sentir mis orejas y las uñas de los dedos de mis pies. Las únicas memorias que pude acceder visualmente fueron las del sentimiento de felicidad.

 

Ya casi al final de la meditación, Tania nos pidió que explotáramos en felicidad. Era tal el grado de sintergia, que en ese preciso momento cuando explotaba en felicidad, detonaron en la calle numerosos cohetes (o balazos) en perfecta sincronía con mi experiencia interna. Dejar de sonreír, al reconocer esa inevitable conexión con el Todo, me fue simplemente imposible.

 

Cuando salí de la meditación, mi madre me preguntó si semejante escándalo no había interferido en mi proceso de concentración. Con una sonrisa de oreja a oreja le dije:

 

¡Madre, ese escándalo era yo!

David Jonathan Romero

David Jonathan Romero

También conocido como Lord Mariposa o Monsieur Butterfly, es un cineasta, fotógrafo y pintor mexicano cofundador de Todos Somos Mariposas (Nous Sommes Tous des Papillons) una organización internacional consagrada a la protección y promoción de la mariposa monarca a través del empoderamiento ecológico de grupos vulnerables; polinizando proyectos que combinan la ciencia y el arte en Canadá, Estados Unidos y México. Romero, está cursando la licenciatura en Psicología en la UNAM con el fin de estudiar la inspiración en los artistas y profundizar en la investigación y estudio del Estado de Certeza con la maestra Ruth Cerezo.

Deja un comentario

    Compartir:
    × Escríbenos